dijous, 4 de desembre de 2008

Te prometo


Prometo darte noches sin dormir, mañanas intentando dormir mientras el sol nos da en la cara, abrazarte en la cama dejando que me beses la nuca, desayunos mirandónos a los ojos, sonrisas acompañadas con café humeando, cereales con miel, duchas largas bajo el agua ardiendo, dedos arrugados, vestirnos a besos, comidas cogidos de la mano debajo de la mesa, tirarnos a la cama y llenarnos de cosquillas, hacerte fotos para poder besarte en la distancia, subir a la azotea para adivinar las formas de las nubes, esperar a que se haga de noche y contar estrellas, cenas con comida que, por supuesto, tu vas a preparar, y películas con palomitas tirados en el sofá de una casa con vistas al mar.